¿Qué es?

La Ley de Segunda Oportunidad se aprobó en 2015 y modificó la Ley Concursal, para introducir el Beneficio de Exoneración de Pasivo Insatisfecho, que quiere decir, que al finalizar todo un procedimiento, se dicta una Resolución por el Juzgado que anula la totalidad de la deuda de la persona deudora que lo solicita, salvo deudas con Hacienda y con Seguridad Social.

 

La persona deudora hará frente a sus deudas con los bienes que tenga (si es que tiene alguno), si no, se liquidan las deudas directamente.

 

En todo caso, no es necesario liquidar:

  • los bienes inembargables
  • los que no tienen valor al venderlos
  • en caso de viviendas hipotecadas, se puede mantener la propiedad si la hipoteca es mayor que el valor de la vivienda y el préstamo hipotecario está al corriente de pago.

Y la persona deudora tiene derecho a percibir alimentos, para continuar con su vida y pagos corrientes de la familia.

 

Es decir, se puede solicitar el Concurso y seguir trabajando y cobrando la nómina y seguir destinándola a los gastos necesarios para el mantenimiento de la familia.

 

 

 

 

 

 

   

 

 

gallery/d3830a07191c7c93bcefee9ea6ae55b0